Berlín, du bist so wunderbar

Río Havel en Berlín

La información oficial dice que Berlín es una ciudad situada en el noreste de Alemania. Fue fundada en 1.237, aunque se han encontrado vigas de roble procedentes del año 1.183. Berlín es recorrida por dos ríos principales: Havel y Spree, así como otros afluentes como el Dahme, Panke y Wuhle.

Tiene una orografía bastante plana, por lo que a diferencia de otras partes de Alemania los inviernos son más suaves y los veranos comparativamente frescos, influenciados también por la cercanía al mar, a 170 Km del mar Báltico, lo que permite clasificarlo dentro de los climas de tipo oceánico.

Invierno en Berlín
Invierno en Berlín

Pero Berlín es mucho más que estos datos geográficos.

Históricamente, en 1701, tras la creación de Prusia, Berlín se convierte en residencia oficial de los Hohenzollerns. Con Federico II, El Grande, comienza la nueva reorganización arquitectónica de la ciudad.

Tras la guerra Franco-Prusiana, en 1.871, Berlín se convierte en una de las ciudades más grandes e importantes del mundo, pasando a ser un referente cultural, arquitectónico, y centro financiero.

En 1.914, Alemania es llevada a la 1ª Guerra Mundial por los no muy hábiles asuntos de relaciones exteriores de su último Káiser, Guillermo II.

Tras el Tratado de Versalles (1.919), Alemania se convierte en democracia, constituyéndose la República de Weimar, ciudad a la que se traslada toda la administración política nacional y Berlín deja de ser capital del país.

Con los felices años veinte, la vida cultural florece en Berlín. El glamour y las varietés teatrales realzan una vida nocturna incomparable.

Pero al mismo tiempo se vive una gran crisis, lo que facilita, en 1.933, la llegada al poder de Hitler. Se inicia una dictadura totalitaria, enfatizando el nacionalismo, antisemitismo y anticomunismo. Toda esta situación, junto a otros factores que no voy a entrar ahora en detalles, llevan  a Alemania a la 2ª Guerra Mundial en 1.939.

Es tras esta Guerra Mundial, en 1.945, cuando Berlín queda reducida a escombros y, tras los acuerdos pactados, Berlín es dividida en cuatro sectores, al igual que sucede con el resto del país.

División de Alemania tras la 2ª Guerra Mundial
División de Alemania tras la 2ª Guerra Mundial

En 1.948, los tres sectores occidentales (Berlín oeste) se reunifican, pasando a formar parte de la Republica Federal Alemana (RFA) con capital en Bonn a lo que el sector soviético contestó formando la Republica Democrática Alemana (RDA) en 1.949, con capital en el este de Berlín.

En agosto de 1.961 la RDA comienza a construir un muro alrededor del sector occidental dividiendo a la ciudad y a sus habitantes de la noche a la mañana durante casi veintinueve años.

Finalmente el 9 de noviembre de 1.989 cae el muro de Berlín. Los berlineses lo celebran por todo lo alto y la ciudad (completa) vuelve a ser la capital de Alemania.

Tuve la suerte de estar por Berlín el 9 de noviembre de 2.014, cuando se celebraban los 25 años de la caída del muro. Para esta ocasión especial, se colocaron globos a lo largo del trazado original del muro. Dichos globos, se fueron soltando al aire en representación de la libertad que supuso su caída.

Actualmente, Berlín es uno de los estados federados de Alemania. Cuenta con una población de unos 3,5 millones de habitantes repartidos a lo largo de unos casi 900 Km2, lo que nos da una densidad de población de unos 3.800 habitantes por Km2, sorprendente, ¿verdad? Esto se puede comprobar cuando paseas por las calles de Berlín, donde pocas veces tienes la sensación de estar en una gran metrópolis como pueda ocurrir en Londres o París.

La historia ha hecho a Berlín caerse y levantarse más de una vez, de ahí que el berlinés no tenga miedos, pero que, por si acaso, tenga todos sus papeles ordenados y en regla. Al igual que en gran parte de Alemania, los berlineses son amantes de los seguros, ya que, según ellos, sin estos, levantarse hubiera sido mucho más difícil.

East side gallery
East side gallery

La historia ha hecho a la ciudad ser hoy en día lo que es: una ciudad donde la creatividad no tiene límites y donde hasta se les ocurre que la mejor idea de afrontar lo que queda en pie del muro es haciendo unas pinturas en él y llamarlo East Side Gallery, por encontrarse en la parte este de la ciudad.

Berlín es una ciudad que se caracteriza por su apertura de mente, lo que permite que más del 10% de su población sea procedente de otros países.

En Junio se celebra uno de los festivales más importantes de la ciudad: “Karneval der Kulturen”, donde durante varios días todas las culturas que conviven en la ciudad tienen las calles a su disposición para mostrar lo mejor de sus orígenes a través de la gastronomía, la música, la danza, etc.

En la entrada al festival de cine "Berlinale"
En la entrada al festival de cine “Berlinale”

Si unimos arte y cultura nada puede salir mejor que cine. En Berlín se celebra anualmente en el frío febrero el festival de cine “Berlinale”. Grandes artistas de la talla de Sienna Miller, Robert Pattison o George Clooney han paseado por su alfombra roja.

¿Pero que sería de Berlín sin la música? Varios festivales tienen lugar en la ciudad a lo largo de todo el año como Lollapalooza, Fête de la Musique, Musikfest….y es que en Berlín tienen cabida todos los géneros musicales, desde la música clásica, donde cuenta con 3 grandes teatros para ópera y una filarmónica, a música tecno y electro que puede ser pinchada en grandes y míticas discotecas como Berghain, Watergate o Tresor.

Berlín rebosa cultura por todas partes y es que su oferta de exposiciones y museos no es menor que todo lo anteriormente citado. Se cuentan más de 200 museos e incluso contiene una isla denominada “Isla de los Museos” donde están los más representativos de la ciudad. Entre ellos podemos citar “Pergamonmuseum”, cuya originalidad radica en que primero se trajeron las obras de arte y luego se construyó el edificio; “Neues Museum”, cuya obra más destacada es el busto de Nefertitis y “Bodenmuseum” entre otros.

Altar de Pérgamo en "Pergamonmuseum"
Altar de Pérgamo en “Pergamonmuseum”

Como ya he dicho, Berlín es una ciudad hecha a consecuencia de su historia, una ciudad que se ha reinventado una y otra vez y todo esto ha permitido que la mezcla cultural que allí se forma sea una de las más emocionantes que he podido conocer. Y es que Berlín ha marcado un antes y un después de mis años por allí. Berlín es más que una ciudad alemana, es un lugar de encuentro para todos aquellos que buscan la libertad.

Yo, en uno de los muchos parques de Berlín
Yo, en uno de los muchos parques de Berlín

Y si estáis planeando un próximo viaje a Berlín no dudéis en consultarme. Siempre me quedará Berlín. Berlín, du bist so wunderbar!

Únete a nuestra comunidad de viajeros y recibe todas nuestras novedades directamente en tu correo electrónico.

Comentarios

  1. Elena says:

    Precioso blog amiga!!!!!!!! Para perderse un buen rato como me ha pasado a mi. Felicidadeeeees!!! ??????

    1. Buscando destino says:

      Gracias!! Aún nos quedan muchas vueltas que dar por el mundo desde el sofá de casa o desde la oficina 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *