Comida callejera en Hanoi

Vietnam

Cuando aterrizas en el aeropuerto de Noi Bai, en Hanoi, en principio no notas muchas diferencias respecto a cualquier otro aeropuerto del mundo, pero en cuanto sales al exterior, la humedad y la cantidad de coches, camionetas…te demuestran que algo es diferente. Coges la carretera que te lleva en dirección al centro de la ciudad y conforme vas adentrándote en ella las motos se convierten en tu mejor compañera de viaje.

Una vez en Hanoi te das cuenta que efectivamente las motos no te van a abandonar ni un instante, por lo que o te acostumbras a ellas, o tienes que salir corriendo de esta ciudad. Pero si hay una segunda cosa que te llama la atención, es la vida en la calle. Un intenso y delicioso aroma a fogones se adueña de ti.

En Hanoi hay mucha cultura del compañerismo, de compartir mesas entre amigos y familiares y eso hace que el turista se sienta uno de ellos.

Cada uno de los pequeños bares cada día trabaja montando y desmontando el “tenderete”. Sacan sus mesas y sillas de plástico a la calle, y allí se sientan a comer y beber. Mesas y sillas de tamaño diminuto, más bien ideadas para niños, abarrotan las calles como Đinh Liệt o Hàng Bè.

Mi compañero de viaje tomando una cerveza fresquita
Mi compañero de viaje tomando una cerveza fresquita

No dejarás de leer por todos lados “Bia Hoi”, una palabra que no debes olvidar si quieres tomar una de las cervezas tradicionales y artesanales más baratas del mundo. Un buen vaso de cerveza fresquita y espumosa te estará esperando por menos de 30 céntimos de euro.

Y, ¿qué decir de la comida? “Pho” es una sopa de caldo de pollo con tallarines de arroz, ternera y hierbas aromáticas, muy típica para tomar a cualquier hora, aunque los vietnamitas suelen tomarla en el desayuno para coger fuerzas para todo el día; “Bun Bo Hue”, otra sopa tradicional, más picante, con fideos y cerdo o “Bun Rieu Cua”, una sopa de fideos con ternera en caldo picante de cangrejo;  y sin olvidarnos de  “Bun Cha”, cerdo a la barbacoa con fideos finos de arroz.

Si deseas un poco de más picante, ese no es problema, ya que puedes añadírselo a cualquiera de los platos con las salsas a base de chili fermentado, como sriracha,  que puedes encontrar en todas las mesas.

Y lo mejor de esta deliciosa comida, ¡su precio! Se puede comer cualquiera de estos deliciosos platos por menos de 2 euros.

El dónde comerlo no es un problema, ya que en todas partes encontrarás comidas deliciosas, sopas caseras a la manera tradicional, y para encontrar sitio donde sentarte no tienes que esperar mucho porque, al ser un sitio callejero, tanto locales como turistas, van rápido a comer y continúan con sus tareas, así que la rotación de mesas y sillas es bastante rápida.

Si queréis algo más de información sobre bares que no perderse en Hanoi, podéis consultar:

Después de estos consejos, como se dice en Vietnam: “tốt cảm giác ngon miệng”, o lo que viene siendo, ¡buen provecho! 🙂

 

Únete a nuestra comunidad de viajeros y recibe todas nuestras novedades directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *