Eligiendo la maleta perfecta

Bolso deportivo

Buscar un nuevo destino donde disfrutar de nuestras próximas vacaciones es toda una aventura: elegir destino; encontrar transporte para llegar; buscar alojamiento, el que será nuestro hogar por unos días; informarnos de qué veremos, dónde comeremos. Sin embargo, hay algo que siempre está presente en todos los viajes que hacemos y a lo que le damos menos importancia de la que merece: la maleta que llevamos.

Maletas hay de muchos tipos e incluso si nos referimos a maleta en el término más específico distinguiremos entre mochila, bolso…

Maleta – según la Real Academia de la Lengua Española: Especie de caja prevista de un asa que sirve, sobre todo en los viajes, para transportar ropas y otros objetos.

Según el destino del viaje que vayamos a realizar, tiempo que vamos a estar fuera de casa, compañeros de viaje… y algún que otro factor más, como nuestras condiciones físicas, será más recomendable elegir un tipo de maleta u otro.

Aquí os traigo una pequeña lista para que no dejéis esta tarea de elegir maleta a la improvisación en vuestro próximo viaje:

MOCHILA PEQUEÑA

Este tipo de equipaje es muy útil para escapadas cortas de un día o dos, donde no vamos a tener muchos cambios de vestuario. Ideal para transportar un par de mudas, pijama, un cambio de calzado y aseo.

Si además tienes que llevar material tecnológico o libros, quizás deberías de ayudarte de alguna otra mochila pequeña o bolso bandolera.

MOCHILA GRANDE

Si tu escapada es más una aventura, tienes que cambiar constantemente de medio de transporte, pasando del tren al barco a través de un autobús, una mochila grande es sin lugar a duda lo que necesitas.

Este tipo de mochila está también especialmente indicado si eres un viajero nómada, el cual tiene que cargar, como un caracol, con la casa a cuestas. En ese caso, además, no sólo eso, deberás ser extremadamente ordenado para que haya espacio para semanas y hasta meses de aventura.

Hay viajes, como el Camino de Santiago o una ruta por el sudeste asiático, donde es casi obligatorio viajar con una mochila de este tipo. No puedes caminar todos los días una ruta de 20 Km en plena naturaleza ni pasear por los arrozales de Sapa (Vietnam), cargando con una maleta de ruedas.

Si os sirve de consuelo, para los que no sabéis prescindir de las cosas, dentro de este grupo las hay de diferentes tamaños, partiendo desde las de 20 litros, hasta las más imponentes de hasta 100 litros. Pero, ¡ojo! Como llevéis una mochila de éstas y encima toda llena de cosas, más vale que tengáis bien musculada y fuerte la espalda si no queréis sufrir ningún percance.

MALETA DE MANO

Aquí encontramos al típico trolley de 55 x 40 x 20 cm que te permiten llevar como equipaje de cabina, hasta el momento, las aerolíneas de bajo coste. Estas maletas pueden ir con dos ruedas o con cuatro aunque, para mí, cuatro ruedas es más cómodo, pero entiendo al que me diga que para él no lo es. Para gustos los colores.

Es cómoda, no suelen pesar mucho, aunque las hay que pesan más y otras que pesan menos dependiendo de vuestro presupuesto, y son ideales para escapadas urbanas que duren unos pocos días.

Maleta de mano
Maleta de mano

Otro de los factores en los que os deberíais fijar antes de comprar una es en la parte exterior. Por regla general, las que son rígidas y más resistentes, no suelen tener bolsillos en su exterior, mientras que las de tela, sí suelen tenerlo. Cómo he dicho antes con el tema de las ruedas, esto ya va en gustos. Para mí es cómodo con bolsillos exteriores, porque suelo utilizar esos bolsillos para guardar pasaportes, billetes de avión/tren, libro electrónico, revistas… y así no tener que abrir la maleta cada vez que quiero coger alguna de esas cosas, que son tan usables durante el trayecto.

BOLSO

En este apartado hago mención a los bolsos de viaje en general, pero no me refiero a los bolsos que las chicas (generalmente) llevamos para guardar nuestras cosas personales de uso diario, sino a los bolsos de viaje.

Este tipo de bolso es más deportivo, informal y nos puede ayudar a dar un toque de personalidad a nuestros complementos de viaje. Actualmente no están muy de moda, supongo que por eso de la comodidad de las ruedas pero, a decir verdad, en muchas ocasiones, pueden emplear la misma función que la maleta de mano (de ruedas). Es decir, pueden ser utilizados para viajes cortos, de máximo una semana, sobre todo si es durante la temporada de verano, ya que la ropa es más ligera y ocupa mucho menos espacio. En invierno, lo máximo que podremos albergar con su capacidad es ropa para dos o tres días.

Bolso deportivo
Bolso deportivo

Pese a no estar tan de moda hoy en día, los bolsos de viaje nos permiten llevar más cosas que las maletas de mano, aunque deberás estar atento a sus medidas si viajas en avión, ya que pueden no ser aceptados como equipaje de cabina válido. Además, debéis tener cuidado con el peso de las cosas que metáis porque tendréis que cargar con él en vuestro hombro.

MALETA GRANDE

Atrás quedaron esos maletones enormes, que, sin ruedas, tenías que cargar a pulso todo el tiempo. Si os soy sincera, no sé ni si ese tipo de maletas siguen a la venta, pero sí que recuerdo viajar con alguna de ellas durante mi infancia.

Hoy en día hay unas cómodas maletas grandes con ruedas que, al igual que decía de la maleta pequeña, puede ser con dos ruedas o con cuatro.

Maleta grande
Maleta grande

Esta maleta es fundamental para viajes grandes, sobre todo si no vas a cambiar mucho de alojamiento. Podrás introducir en su interior prácticamente todo lo que necesitas para tu destino de vacaciones.

Es muy importante a la hora de elegir una maleta grande fijarse en la distribución interior ya que, según como nos guste ordenar las cosas, podremos optar por un modelo u otro.

 

¿Se os ocurre algún otro tipo más de maleta? Y no vale decirme las cajas de cartón que os manda vuestra madre desde el pueblo con los tuppers de comida para las próximas semanas.

¡Espero vuestros comentarios!

Únete a nuestra comunidad de viajeros y recibe todas nuestras novedades directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *