En bus de Dubai a Abu Dhabi

4x4 por el desierto

Viajar a Emiratos Árabes, como ya os he contado en posts anteriores, es una experiencia que no podéis perder y os he dado los motivos del porqué.

Las dos ciudades más abiertas y turísticamente más visitadas son Dubái y Abu Dhabi. Abu Dhabi, como capital de los emiratos y gran centro cultural, donde podemos encontrar entre otras visitas imprescindibles el museo del Louvre, y Dubái, como gran centro financiero, lugar de expatriados y ciudad más cosmopolita del mundo. Pero, ¿cómo llegar de una ciudad a la otra?

Alquiler de coche

Al final, no fue la opción que tomé, aunque la consideré muy seriamente, por lo que me informé bastante de las opciones y resulta muy interesante y económico. Sobre todo, debido al precio del petróleo, que es realmente barato y es que … si no es aquí, en Emiratos Árabes, uno de los diez primeros países productores de petróleo, ¿dónde va a ser su precio más asequible? Así que ese tema está resuelto.

Problemas con el tiempo que dificulten la conducción, como lluvia, niebla, nieve… pocas veces encontrarás en este país, donde la temperatura media en muy contadas ocasiones desciende de los 15 grados. Así que otro problema resuelto.

Otro tema sería el de los mapas y las carreteras, pero con un buen GPS, hoy en día no hay carretera que se nos resista, y la comunicación entre Dubai y Abu Dhabi es excelente, gracias a la autopista que las une.

Sin embargo, un tema importante que sí debemos recordar a la hora de alquilar un coche fuera de nuestras fronteras es la necesidad de un permiso de circulación internacional. En este caso, para alquilar el coche en Emiratos Árabes, es necesario, por lo que, si no habéis preparado la documentación con antelación, se puede complicar a la hora de querer obtener vuestro coche de alquiler.

Yo sencillamente no lo cogí porque soy muy perezosa y si me pueden llevar y encima me uno a gente local… ¡como que me da más emoción y lo disfruto más!

Vistas de Dubai desde Burj Khalifa
Vistas de Dubai desde Burj Khalifa

Taxi

Como he explicado antes, el petróleo es muy barato en Emiratos Árabes, lo cual hace que los coches de alquiler sean bastante económicos. Pero es que los taxis no lo serán menos.

Dubái de Abu Dhabi dista de unos escasos 150 Km., trayecto que se puede recorrer en taxi aproximadamente en una hora y media por unos 120 AED por trayecto, es decir, ida y vuelta por unos 60€. Así que, si queréis viajar con todas las comodidades y sin tener que ajustaros a ningún horario, ¡ésta es vuestra opción!

¿Qué os parece?

Puerta de entrada al hotel Palm Jumeirah
Puerta de entrada al hotel Palm Jumeirah

Bus

He aquí mi opción elegida en esta ocasión, aunque es cierto que no siempre es la preferida por mí, pero en esta ocasión sí lo fue.

Vi que era la mejor forma de unirme a los locales, ya que, si alquilaba un coche o iba en taxi, viajaría sin su compañía.

Si las opciones anteriores ya vimos que eran económicas teniendo en cuenta los kilómetros recorridos, está no lo era menos. El precio del billete de bus de ida y vuelta es de 40 AED, es decir, algo menos de 10€.

El autobús sale de la estación de Dubái cada quince minutos aproximadamente, por lo que no tienes que hacer reservas previas ni planificar mucho. Sobre la marcha vas y esperas al siguiente autobús que tenga sitio libre.

Lo que más llamó mi atención no fue hacer la cola, porque eso es algo a lo que estamos habituados, incluso en la caja del supermercado o antes de entrar en el cine haces cola para mantener un orden de preferencia de llegada. Lo que llamó mi atención fue el hecho de que esta cola se separase por sexos: los hombres van por un lado y las mujeres (o mujeres con maridos) e hijos en otra cola. ¡Vaya! Esto sí que era algo que nunca había visto. Así que, dentro del autobús, las mujeres sólo pueden ir sentadas con otras mujeres, con sus maridos o con sus hijos.

Coche por el desierto
Coche por el desierto

El trayecto dura entorno a las dos horas y media y el camino se hace bastante corto y muy cómodo. A lo largo de éste vas viendo cómo vas por una autopista de asfalto y todo lo que hay a tu alrededor, tanto a tu derecha como a tu izquierda, es desierto, desierto y más desierto. Eso sí, durante algunos tramos del viaje puedes ver cómo la carretera va acompañada de una fila de palmeras y demás vegetación autóctona a las que riega por goteo con agua traída de partes más húmedas. ¡Qué poder tiene la mano del hombre!

A tu llegada a la estación de autobuses de Abu Dhabi, para desplazarte a tus diferentes localizaciones te puedes mover en taxi, hay muchos esperando a tu llegada, o en bus de línea urbana, ya que ahí hacen parada las principales líneas que van recorriendo la ciudad de una punta a la otra.

Y tú, ¿cómo elegiste para ir de Dubái a Abu Dhabi?

Únete a nuestra comunidad de viajeros y recibe todas nuestras novedades directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *