Trucos para viajar

Habitación hotel

Cuando iniciamos un viaje, comienza una aventura nueva, y esta aventura comienza mucho antes de coger la maleta y partir al lugar de destino. Se dice que los viajes se viven tres veces: antes de partir, durante el viaje y a la vuelta, cuando se recuerda y rememora.

Pero estos tres momentos podemos vivirlos de una manera u otra si tenemos en cuenta ciertos trucos:

Antes del viaje

A la hora de la compra de los billetes de tren / avión

Intenta estar alerta de las ofertas si quieres ahorrar unos euros. Por ejemplo, Renfe saca a la venta constantemente ofertas promocionales para distintos destinos. Quizás, uno de los más destacados ha sido la promoción del 25 aniversario del primer AVE Madrid- Sevilla, por el que cada día 25 del mes ponía a la venta 25.000 billetes para trayectos AVE larga distancia. En este año, nos encontramos en el décimo aniversario del AVE Madrid – Barcelona y parece que la oferta la van a seguir manteniendo.

Otra de las grandes ofertas de compañías nacionales ocurre con Iberia y su semana del cinturón, donde los precios de los vuelos para destinos de larga distancia como Madrid – La Habana o Quito o Nueva York, entre otros destinos, se ven disminuidos considerablemente.

Reserva de alojamiento

Cuando viajamos a una ciudad por primera vez, ¡está claro que no la conocemos! Así que no te dejes llevar por la intuición y asegúrate de la ubicación del alojamiento que reservas. Para ello te puedes ayudar por los mapas en internet y consultando en los miles de foros de viajeros, páginas webs, blog de viajes…

Otra opción es no hacer reserva y buscar nuestro alojamiento cuando ya estemos en nuestro destino. ¡Sólo para los más aventureros!

Planifica tu ruta

Es cierto, y me incluyo en la lista, que cuando estás de vacaciones no quieres horarios ni obligaciones. Pero preparar tu ruta antes de llegar al destino te puede ahorrar caminatas interminables, colas de espera innecesarias e incluso llegar a comer y ver que ese restaurante, del que tan bien te había hablado tu compañero, no tiene mesa libre.

Lo mejor de todo, es que, si planificas un poco la ruta, podrás saber al salir de tu alojamiento directamente a donde tienes que dirigirte e incluso te dará la sensación de que ya has estado allí, simplemente por la información que has leído en los días previos. En muchas ciudades también disponen de tarjetas turísticas, en algunos casos en combinación con el transporte público, por lo que si sabéis la ruta que vais a hacer, podréis ver la conveniencia o no de adquirirla.

Preparar maleta

Ya sabemos de todos los inconvenientes que nos pueden ocasionar las compañías aéreas con nuestros equipajes, así que hay que ser previsores. Lo primero de todo es que, si viajas en una compañía de bajo coste, tengas bien en cuenta el número de bultos permitidos, las dimensiones de la maleta, y peso. No dejéis de leer mi guía para elegir la maleta perfecta para vuestro viaje.

Otro de los puntos a tener en cuenta a la hora de preparar nuestras maletas es que si hacemos un viaje con escala donde llevamos maletas facturadas, tengamos en cuenta que quizás nosotros no tengamos problemas con la escala y cambiemos de un avión al otro sin problemas, pero puede que nuestra maleta no se cambie con la misma rapidez, por lo que al llegar a destino nuestra maleta no aparezca.

No debemos sufrir porque, si me habéis hecho caso y hemos sido previsores, en nuestro equipaje de mano llevaremos todo lo necesario para poder pasar el primer día y esperar a que metan nuestra maleta en un vuelo próximo y aparezca en los días siguientes. De todas formas, debéis de saber vuestros derechos, y poner la correspondiente denuncia al ver que vuestra maleta no aparece. Lo más probable es que desde la misma compañía aérea ya se os informe al momento de dónde se encuentra vuestra maleta y en qué momento os será entregada. Pero también es posible que esta información no sea tan rápida y tardéis unas horas (o días en los peores casos) en saber cuándo aparecerá vuestra maleta. En estos casos, la compañía aérea os proporcionará un kit para pasar el primer día y, en caso de que tarde más en aparecer vuestro equipaje, os dará un presupuesto para comprar algo de ropa.

Durante el viaje

Objetos personales

Sé cuidadoso con dónde llevas los objetos de valor y de importancia, tales como dinero, pasaporte, billetes de avión… Uno de mis trucos que siempre utilizo en mis viajes son las riñoneras pegadas al cuerpo.

Estas cómodas riñoneras las puedes llevar por dentro del pantalón o vestido, son tan finas que casi ni las notarás, pero impedirás que nadie tenga acceso a ellas, a no ser que te quite la ropa jijiji.

Peso de más

Evita cargar con cosas innecesarias. Los días de turismo suelen ser largos por lo que ir cargando con cosas en el bolso o mochila por si te entra hambre, llueve, sed… supone un esfuerzo en muchos casos injustificado. Intenta simplificar al máximo si no quieres acabar con dolor de espaldas u hombros. Mi máxima es intentar llevar siempre la mitad de las cosas que creo que voy a necesitar y el doble de dinero.

Prueba la comida local

Intégrate en la cultura del destino y como dicen el refrán “allá donde fueras, haz lo que vieras”. Además de, probablemente, ahorrar unos euros al tomar productos locales, descubrirás nuevos sabores y olores. Está claro que no todos te podrán gustar, pero te darás cuenta de que hay muchas más cosas de las que te gustan que las que no.

Habla con lugareños

La forma más rápida y fácil de conocer un destino es integrándose con las personas que viven allí. No sólo con la comida, que es una de las más importantes importantes formas de conocer un sitio, sino también aprendiendo de sus tradiciones, fiestas, costumbres, etc. te llevarás una idea mucho más acertada del lugar. Así que pregunta todas las dudas que te vayan surgiendo para hacer que tus experiencia sea más rica y los recuerdos que te lleves más duraderos.

Cuaderno de viaje

Para mí, es muy importante viajar con un cuaderno donde ir anotando mis impresiones y sensaciones. Los datos técnicos, nombres, fechas… ¡qué más da! Eso luego lo puede encontrar todo en internet, pero lo que pasó por mi cabeza al ver un edificio o probar un plato… eso es algo que sólo yo sentí y son tantas las emociones y sensaciones de las que se disfrutan durante un viaje que, como no tome unos minutos para detenerme y anotar, puede que con el tiempo ese recuerdo lo vaya olvidando.

Después del viaje

Fotos

Tan pronto como te sea posible, guarda en un disco duro o en la nube todas tus fotos del viaje. Con ello evitarás que se borren, que se almacenen en una tarjeta la cual luego no recordarás donde está… Mi sistema consiste en un disco duro externo que utilizo a modo de copia de seguridad local, además de subir mis fotos a, por lo menos, un par de servicios en la nube (en mi caso, uso Amazon S3  y Glacier y Flickr)

Cuaderno de viaje

Guárdalo en un lugar que te sea fácil consultarlo cada vez que tengas ganas de recordar ese viaje. Yo uso para mis viajes cuadernos pequeños, que no me ocupan mucho espacio en la mochila o bolso que uso para mis excursiones diarias y al cual le puedo enganchar un boli, así siempre tengo el material junto y no pierdo tiempo en buscar cada complemento.

Recuerdos / souvenirs

Haz entrega a tus familiares o amigos de ese detalle que les has traído mientras le cuentas la historia de por qué eso es famoso e importante en ese lugar, así colaboras también al aprendizaje de los que no han viajado contigo y les haces sentir partícipe de tu viaje. Eso sí, huye de los souvenirs típicos que venden en tiendas para turistas y llévales algo realmente especial que sólo puedas encontrar en tu último destino.

Y, para ti, no ovlides traerte algo que siempre te recuerde ese viaje tan especial. Los detalles que has traído para tu casa colócalos en ese lugar donde crees que encajan a la perfección y que te trasladarán a ese lugar cada vez que los veas.

Compartir

Si tienes un blog o simplemente no te importa compartir un poco de tu tiempo con todos los futuros viajeros, devuelve a la blogosfera todos esos comentarios y experiencias de tu viaje que piensas pueden ser de utilidad. Igual que a ti te ayudaron al comienzo de tu viaje, ahora ten en cuenta que son otros los que se podrán beneficiar de tus nuevos conocimientos. Hoy en día, hay webs tan útiles para compartir tus experiencias como Trip advisor o Mi nube.

 

Si tienes algún otro truco viajero que quisieras compartir con nosotros, ¡encantada de leer tus comentarios!

Únete a nuestra comunidad de viajeros y recibe todas nuestras novedades directamente en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *