Un paseo por Manhattan

Manhattan

Si hay un lugar en el mundo con el que todos soñamos alguna vez es con pasear por Nueva York. Quizás la culpa sea del cine, pero es que esta ciudad la hemos visto tantas veces que llega un momento en el que empiezas a dudar de si de verdad la conoces o no.

Aún recuerdo la primera vez que pisé suelo neoyorquino. Tantas veces había imaginado sus rascacielos que, al estar allí y mirar hacia arriba para encontrar el final de sus edificios, ¡no me parecían ni altos! Lo que hace el subconsciente…

Y es que Nueva York tiene tanto para ofrecernos que hoy quiero tomármelo de forma tranquila y disfrutar de esta bella ciudad, porque hay muchos puntos de interés que son para dejarte llevar y disfrutar:

Central Park

Este parque con forma rectangular es el más grande de Nueva York, siendo al mismo tiempo el parque más visitado en todos los Estados Unidos (superando incluso a los visitantes del Parque Nacional del Gran Cañón, en Arizona).

Es el escenario natural de infinidad de películas como Love Story, Annie Hall o Remember me, entre muchas otras.

Central Park
Central Park

¿Quién no ha soñado alguna vez en tomarse un helado mientras pasea y observa su gran variedad de pájaros? ¿O pasear en un carruaje tirado por caballos en una bonita tarde de otoño?

Atrás quedaron los tiempos en los que era considerado un lugar extremadamente peligroso y nadie quería pasear por él a partir del atardecer. Hoy en día, resulta un lugar de lo más agradable, donde siempre puedes encontrar gente haciendo actividades al aire libre, como correr, patinar, montar en bici o simplemente pasear.

Museo de arte moderno

El museo de arte moderno, o más conocido por sus siglas en inglés, MOMA (Museum Of Modern Art), no puede faltar en tu paseo por Nueva York.

Desconocido mirando a Frida Kahlo
Desconocido mirando a Frida Kahlo

Aquí encontrarás grandes obras de artistas modernos como Picasso, Kandinsky o Rodin. El lugar donde puedes deleitarte contemplando la Noche estrellada de Vincent Van Gogh y obras de Frida Kahlo.

Times Square

Esta plaza no es una plaza donde los niños juegan, es más un gran cruce de gente que va y viene, donde cada uno lleva sus pensamientos, sus prisas y sus ideas.

Párate en una esquina y observa junto sus grandes paneles con luces de neón el tránsito de personas. ¿Por qué corren?

Éste es el lugar donde se hace más verdadera aquella frase de “Nueva York nunca duerme”. Aquí encontrarás todas las tiendas abiertas las veinticuatro horas del día.

Todavía recuerdo mi primera visita a la tienda de chocolatinas M&M’s. Esos dispensadores enormes que llegaban hasta el techo listos para servirme todas las bolitas que yo quisiera…

Quinta avenida

Es la calle más famosa de todo Nueva York y yo diría que de las más famosas del mundo. También conocida como la “Avenida de los millonarios”, ya que aquí se encuentran todas las grandes marcas comerciales, comparable a los Campos Elíseos en París o a Ginza en Tokyo.

Una de mis tiendas favoritas en esta avenida es Tiffany &Co y es que la película Desayuno con diamantes me marcó para siempre.  Aún no he tenido la suerte de poder desayunar en ella, pero sé que, desde hace poco tiempo, organizan unos desayunos de lujo. ¡Estoy deseando organizar una nueva escapada para poder conocerlo!

Empire State Building

Un rascacielos icónico en Nueva York del que no te puedes perder subir a su mirador.  Unas vistas de infarto es lo que te vas a encontrar. Y da igual la hora a la que subas porque sus vistas siempre te van a sorprender.

Si quieres evitar las largas colas para subir, reserva tu entrada anticipadamente a través de internet y así podrás llegar justo a tu hora reservada sin tener que esperar.

Puente de Brooklyn

El que fuera puente colgante más grande del mundo sigue despertando pasiones entre los locales y visitantes. Puedes disfrutar de las vistas mientras lo recorres para llegar a Brooklyn y tomar una de esas fotografías de Manhattan que resultan imprescindibles para cualquier viajero que se precie.

Este puente, que tiene ya más de un siglo de antigüedad, se ha convertido en uno de los símbolos más reconocibles de la ciudad y sigue en perfecto estado de uso tanto para coches como peatones.

Rockefeller Center

El complejo de edificios construido por la familia Rockefeller, una de las más ricas de la historia de Estados Unidos, es uno de los lugares de interés donde tienes que hacer una parada, no importa el tiempo que vayas a visitar la ciudad.

Rockefeller Center
Rockefeller Center

De sobra conocido por las imágenes navideñas con su enorme árbol en el centro de la plaza y la pista para patinar sobre hielo, merece la pena visitarlo en cualquier época del año.

Chinatown

Dicen los neoyorkinos que el Chinatown de Nueva York es la colonia asiática más grande en occidente, solo comparable a la que hay en San Francisco. Lo cierto es que pasear por sus calles nos transporta a otro lugar sin salir de la isla de Manhattan.

En ella, podemos saborear deliciosos platos orientales en sus innumerables restaurantes o comprar relojes de cualquier marca a precio de saldo (todo muy “auténtico”, claro).

Broadway

Posiblemente la calle más conocida de Nueva York junto con la Quinta Avenida. Esta calle es mundialmente famosa por la cantidad de obras de teatro y musicales que pueden verse en ella, lo que la convierte en uno de los centros culturales de la ciudad. Un lugar de culto para cualquier actor (o aspirante a serlo).

Aún recuerdo cómo disfruté viendo el Fantasma de la Ópera en el teatro Majestic, donde lleva representándose desde hace más de veinte años.

Flatiron

Originalmente llamado Fuller building, su característica forma de plancha hizo que pronto fuera conocido como flatiron. Sin ser especialmente grande (tiene 22 plantas en total), es uno de los edificios emblemáticos de la ciudad, a ser uno de los primeros rascacielos de la época (terminó de construirse en 1.902).

Para mi gusto, es uno de los edificios más bonitos e interesantes que se pueden encontrar en Nueva York.

Madison Square Garden

El estadio emblemático de los New York Knicks sirve también para alojar los partidos de los New York Rangers, el equipo de hockey sobre hielo de la ciudad. Como lo mío es el baloncesto, no dejé pasar la ocasión de ver un partidazo de preparación para los juegos olímpicos entre las selecciones de Estados Unidos y Francia.

Maddison Square Garden
Madison Square Garden

También se puede disfrutar de conciertos, ¡y espectáculos de lucha libre! No dejes pasar la oportunidad y compra tus entradas, sea lo que sea. Seguro que merecerá la pena.

 

Y vosotros, ¿os animáis a dar un paseo por Manhattan?

Únete a nuestra comunidad de viajeros y recibe todas nuestras novedades directamente en tu correo electrónico.

Comentarios

  1. Beatriz says:

    I love NY!! 😍
    Por cierto esos cuadros están en el MOMA? 🤔

    1. Buscando Destino says:

      I love NY too! 😍

      Sí, si no has ido al MOMA no te lo puedes perder en tu próxima escapada Nueva York. ¡Te sorprenderá!;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *